COSTA ATLANTICA

Casablanca

Esta ciudad es la más moderna del país y representa su desarrollo. Los lugares a visitar son el bulevar de Mohammed V, situado entre la antigua medina y la ciudad moderna. El barrio de M√¢arif, es la antigua zona pobre, se ha ido transformando poco a poco en uno de los barrios más destacados de la ciudad. Sus calles están llenas de comercios de lujo y establecimientos de moda, dominados por las torres gemelas del Twin Center. Anfa, barrio chic de Casablanca, también merece una visita. La Mezquita Hassan II, es el templo más alto del mundo. Es una obra maestra de la arquitectura arábiga musulmana contemporánea.

También merece la pena dar una vuelta por A√Øn-Diab, entre el faro de El Hank y Sidi Bou Abderrahmane, aldea a la que sólo se puede acceder con marea baja.

Essaouira

Está edificada sobre una península rocosa. Es cita obligada parar a comer en los puestos de pescado fresco situados al lado del puerto y después perderse entre las callejuelas de la Medina, asestadas de tiendas de artesanía. Podemos pasear hasta la Sgala de la kasbah, la plataforma de artillería de las murallas y disfrutar de las vistas de la medina y del aire fresco que llega del mar.

La playa de Essaouira con sus aproximadamente diez kilómetros de largo invitan a dar largos paseos y relajarse oyendo el ruido de las olas.

Essaouira-Presentation

Safi

Safi es uno de los primeros puertos sardineros del mundo. Allí también puedes degustar el mejor pescado de toda la costa. Sobre una colina, existen talleres de ceramistas que fabrican piezas muy coloridas desde el siglo XII. En la medina, la capilla portuguesa, que data del siglo XVI, merece una visita. Si llegas a Safi desde el norte y te gustan las ostras, haz una parada en Oualidia. Son excelentes.

Agadir

Agadir, que por su fantástico clima y su preciosa bahía, es una de las zonas destacadas para el disfrute de unas vacaciones. Una cornisa al borde del mar permite dar largos paseos y disfrutar de las vistas y los atardeceres.

En 1960, la kasbah antigua quedo destruida a causa de un terremoto y por ello no se conservan las murallas almenadas, pese a ello, la altura del lugar permite disfrutar de unas vistas panorámicas que merecen la pena. En el centro de la ciudad podremos visitar la nueva medina, bien surtida de restaurantes y tiendas de artesanía, en la que modernidad y tradición se equilibran originalmente.

Khenifra

Esta ciudad tiene un gran zoco, mercado popular, que es uno de los más importantes de la región. Destaca la ciudad por su artesanía téxtil de vivos colores que se venden en mercado central de tapices. La província de Khenifra, siempre a sido considerada como una verdadera torre de agua, ya que, los ríos más importantes del país nacen en esta zona: el Oum el Rbía, el Muluya, el Bouregrer, etc.

especias lago

El Jadida

La ciudad conserva hasta hoy su encanto y su estructura original típicamente medieval, en sus entrañas esconde una de las obras maestras de la arquitectura del siglo XVI, El Aljibe, considerado el monumento más importante de origen europeo en Marruecos. La muralla tiene cinco bastiones desde los que se divisa el mar, el embarcadero y la nueva ciudad. Destaca la puerta del mar y en su interior con amplias calles de trazado europeo se levantan numerosas casas portuguesas. Merece una visita a la Iglesia de la Asunción barroca, la mezquita de minarete pentagonal, único en el mundo islámico y la calle Mohammed Al Hachmi Bahbah, que corre paralela a la muralla.